Olympia Grupo

Ansiedad, estrés, alimentación y Olympia

Por | 16 julio, 2010 | 2 comentarios

hinchar globoAhora, es la era de la ansiedad. – W. H. Auden.
Cuanta razón tiene Mr. Auden. Coche, hipoteca, niños, mujer, marido, novio, novia, partido del sábado, entrene, trabajo…
A todo llegamos tarde, sin tiempo para más. El siglo XXI es por ende la era de la prosperidad tecnológica, pero también lo és, de una de las enfermedades con mayor prevalencia : la ansiedad.
Según Datos del National Comorbidity Survey (Kessler et al., 1994) el 56% de los americanos padece ansiedad en cualquiera de sus múltiples manifestaciones.
Vamos a realizar un pequeño ejercicio de imaginación. Si veis la foto pensad que estáis hinchando un globo. De echo, os invito a que penséis cosas con
las que podríais hinchar ese globo. Por ejemplo: el examen de la semana que viene, el robo del valencia contra el atlético de Madrid ( lo siento pero tenía que decirlo…), la ponencia en un congreso, llegar a final de mes… Con cada situación que nos genera estrés o ansiedad soplaríamos y entonces el globo se irá hinchando. Si continuamos llegará a un punto en el que el globo explotará y entonces tendremos un problema.
En mi caso, como nutricionista, no tengo las herramientas para tratar la ansiedad como enfermedad ( cuando el globo explota), pero sí puedo echar una mano, para que esta situación no llegue nunca. Es más, podremos ir deshinchándolo.
La alimentación y el deporte juegan un papel importantísimo en todo esto. Comenzaremos por lo fácil : el deporte. El frontenis, como cualquier deporte hace que produzcamos un NEUROTRANSMISOR ( 1ª palabrota de hoy) que se llama Endorfina. La endorfina sería como una especie de “ibuprofeno natural” ya que inhibe la transmisión del dolor, además de estimular la sensación de placer (vamos un chollazo). Por eso es fundamental no abusar de la grada y coger más la raqueta de vez en cuando ( tenemos unas pistas de squash muy bonitas), porque de momento la ciencia infusa no permite que el hecho de ver deporte, implique hacerlo.
La alimentación es un poco más compleja, así que voy a intentar poner otro ejemplo muy sencillo para que entendamos el concepto general. De nuevo volvemos la palabrota del día:
Neurotransmisor (compuestos químicos encargados de transmitir el impulso nervioso). Serotonina, Dopamina, Adrenalina.. Todos ellos modulan el sistema nervioso, con lo que nuestro estado de ánimo será, en parte, responsabilidad suya. Pues bien la alimentación juega un papel V.I.P. en todo este proceso. Imaginad que queremos construir una pared de ladrillos. Necesitaremos: ladrillos, cemento y una persona con ganas de trabajar. El triptófano, es un aminoácido esencial. Su papel sería el de “ ladrillo”, pues es un precursor de la serotonina ( por eso dicen que tiene propiedades antidepresivas). Las vitaminas, concretamente la B6, sería el cemento, ya que ayuda a que el triptófano (LADRILLO) se convierta en Serotonina ( NUESTRO MURO). Minerales como el hierro, otras vitaminas, ácidos grasos, etc… juegan un papel fundamental en la modulación del sistema nervioso. Y ¿Dónde encontramos todo ésto?, pues de la misma forma que en El corte inglés podemos encontrar ladrillos y cemento ( y si apretamos mucho, hasta los curritos), en la alimentación SANA, VARIADA, SUFICIENTE y EQUILIBRADA encontraremos todos los macro y micronutrientes necesarios para gozar de un buen estado anímico.
Otra de las cosas curiosas de la alimentación es el azúcar. El cerebro es el único órgano del cuerpo humano que consume en exclusiva GLUCOSA (vamos, un sibarita el tio).
Aproximadamente consume el 20% de la energía que incorporamos con los alimentos. El cuerpo humano es tremendamente listo. Como hemos dicho el cerebro, es un sibarita, y para que siempre tenga lo que necesita (GLUCOSA) pues tiene su propio indicador. Este indicador es como el piloto de reserva del coche, es decir, cuando queda poca gasolina, se enciende. Pues bien, el cerebro cuenta con el suyo : LA GLUCEMIA , que es el azúcar que tenemos en sangre.
Si no comemos o pasa mucho tiempo, el azúcar en sangre baja y ¿Entonces qué pasa?, pues que nos ponemos de mala leche lo primero, y luego que inconscientemente necesitamos algo dulce. Traducido a nuestro día a día, implica pérdida de la concentración y de las ganas, con lo que quiere decir que no trabajaremos tan bien como deberíamos, ni en el gimnasio
funcionaremos igual. Por eso debemos HACER 5 COMIDAS AL DÍA y sobretodo en rendimiento deportivo controlar los ÍNDICES GLUCÉMICOS ( así os voy dando una entrada de lo que será el próximo post)
Por lo tanto y resumiendo: ¡¡ COME SANO Y MUÉVETE!! Para desestresarte o por lo menos para intentarlo.

Javier Guerrero.

Nutricionista de Olympia Hotel, Events & Spa.

Categorías: General

Comentarios

  1. Eugenio dice:

    Muy bueno Javi,pero tambien una cervecita fresquita no estaria mal ¿no?.
    Felices vacaciones

  2. Vicky Bayarri dice:

    Javi, mira que me anima leerte!! Realmente, todo parece fáil y simple cuando te escucho…Voy a proponerme seriamente mejorar t odo mi ser, física y mentalmente. No me vas a conocer a la vuelta de vacaciones…ya verás…seré una persona totalmente equilibrada!!! Un beso y feliz verano!!

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*